Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 12 de mayo de 2010

Subsecretaria de Obras Públicas presenta manual para enfrentar posibles inundaciones durante el invierno


La entrega de este documento se está haciendo efectiva en todo Chile, especialmente en aquellas comunas afectadas por la catástrofe del pasado 27 de febrero.

Para enfrentar posibles inundaciones que provoquen las roturas que dejó el terremoto en los sistemas de alcantarillado y redes de agua potable, la subsecretaria de Obras Públicas, Loreto Silva, junto a la superintendenta de Servicios Sanitarios, Magaly Espinosa, presentaron un manual destinado a que las familias aprendan con ejemplos como actuar ante una eventual inundación de sus hogares durante el invierno.

“Tras superar la emergencia que provocó el terremoto en el abastecimiento de agua potable rural y urbana, en vastas zonas comprendidas entre las regiones de Valparaíso y La Araucanía, hoy el Ministerio de Obras Públicas está enfocado en dos grandes tareas”, explicó la subsecretaria.


La primera de ellas, señaló la autoridad, corresponde a las obras de reconstrucción de los 422 sistemas de agua potable rural que resultaron dañados, principalmente en sus estanques y tuberías, mediante una inversión de $28.160 millones.

“La segunda gran tarea –en tanto- dice relación a como enfrentar las posibles roturas que haya causado el terremoto en los sistemas de alcantarillado y tuberías de agua potable, cuyos efectos podremos dimensionar durante el próximo invierno”, destacó Loreto Silva.


Para ello, agregó, el Ministerio de Obras Públicas junto a la Superintendencia de Servicios Sanitarios, están entregando un manual destinado a que las familias aprendan con ejemplos como actuar ante una eventual inundación de sus hogares; saber qué hacer antes, durante y después de un evento de este tipo.

En este documento se ofrecen valiosos consejos, muchos de ellos vitales para la seguridad de las personas.

Algunos contenidos para destacar de este manual, corresponden a las medidas de prevención antes de una inundación: como revisar la casa y si está en una zona inundable; mantener linterna y pilas; desenchufar artículos eléctricos; y contar con elementos de desinfección, entre otros.


Asimismo, incluye consejos en el momento de la inundación, tales como: mantener la calma, alejarse a un lugar elevado, no cruzar áreas inundadas (por ejemplo, con 15 centímetros de agua se puede perder el equilibrio).


El manual también entrega consejos tras la inundación: cómo desinfectar el agua (con cloro o hervirla); secar y sanitizar la casa; y aspirar las aguas estancadas.
Este documento ha sido distribuido a los municipios de las principales zonas afectadas, con el propósito de difundirlo a través de las juntas de vecinos.

Asimismo, está disponible en los sitios web del Ministerio de Obras Públicas (www.mop.cl) y de la Superintendencia de Servicios Sanitarios (www.siss.cl).
Por su parte, la superintendenta Magaly Espinosa enfatizó la necesidad de “hacer un buen uso del alcantarillado por parte de las familias dentro y fuera del hogar, por ejemplo, no botar basuras en éste, ni tampoco destapar las cámaras para evacuar las aguas lluvias”.

Paralelo a estos consejos, se suma el Plan de Invierno instruido por la Superintendencia a las empresas de servicios sanitarios, que consiste en la mantención preventiva de las redes y de plantas elevadoras de aguas servidas para el normal funcionamiento del sistema, minimizando los riesgos de rebalses.


Al respecto, la subsecretaria Loreto Silva precisó que “el Ministerio de Obras Públicas continúa trabajando coordinadamente con la Superintendencia de Servicios Sanitarios para que se fiscalice el programa de mantención preventiva de las redes de alcantarillado, así como de las tuberías de agua potable. Sin embargo -recalcó- debemos estar preparados y alertas a los eventuales daños que puede presentar el sistema durante este invierno, período que además permitirá dimensionar los reales efectos que provocó el terremoto en esta parte de la infraestructura sanitaria”.